Desde un punto de vista objetivo, esta premiada generación del A3 ha sido la mejor de todas las que ha comercializado Audi, tanto por número de carrocerías, como por sistemas de propulsión y prestaciones de sus versiones deportivas.