Todavía recuerdo la presentación internacional del F-TYPE. En ella, los responsables de la marcan decían que, por fin, Jaguar había vuelto a desarrollar un coche deportivo puro. Además, les quedó bonito... y se llevó un galardón por ello.