Si en una lista con los mejores coches del mundo, no hubiera un Porsche 'Nueveonce', la verdad es que no tendría ningún tipo de credibilidad. 

Pero el 991, el primer 911 con dirección asistida eléctrica, se coronó como el mejor deportivo de 2012.