Aunque con el paso del tiempo ambos coches ecológicos no llegaran a cuajar, en aquel momento, estos dos eléctricos de autonomía extendida, que contaban con un motor de gasolina como generador de energía, dieron bastante que hablar.

Tanto, que con ellos Chevrolet y Opel también ganaron el premio al Coche del Año en Europa de 2012.