La introducción del motor V10 le valió un nuevo premio al deportivo de Audi, aunque, para disfrutar de un cambio automático decente (la caja R tronic siempre desentonó en el coche), todavía hubo que esperar unos años más...