En 2009, el Fiat 500 nos conquistó con su diseño retro, que nos devolvía a la época dorada del modelo original. Un premio a la imagen más que justificado ya que, hoy en día, con apenas cambios leves, sigue estando plenamente vigente.