¡Sorpresa! Aquí tenemos el primer Mazda que ganó el título y que, dependiendo del mercado en el que nos encontráramos, se llamaba Mazda2 o Demio. Hasta muchos años después, la marca no repitió éxito, en ese caso, gracias a la cuarta entrega del MX-5.