El BMW Serie 3, una de las berlinas medias más vendidas y populares de comienzos de siglo, tiene el honor de haberse convertido en el primer coche que recibió este prestigioso galardón. Curiosamente, desde el año 1964, BMW nunca ha conseguido el premio al Mejor Coche del Año en Europa.