El sucesor del ya legendario MK2, el Jaguar XJ, podría ser una buena opción, si lo que queremos es huir... con un toque de sofisticación. Por supuesto, un interior con los mejores materiales y un maletero de gran capacidad, también hacen de él un coche de persecución tan lujoso como práctico. 

Y si optamos por la versión más deportiva, el XJR 575, con un motor sobrealimentado de gasolina, con 5,0 litros y 575 CV, mejor que mejor...