Desde luego, llamar a un SUV 'cordero' no parece lo más apropiado, en mitad de la sociedad proanimalista en la que vivimos. Pero la nomenclatura de este KIA es doblemente desafortunada, ya que, de acuerdo con la tercera acepción de la RAE, un borrego sería una "persona sencilla e ignorante".