Atentos a este monovolumen de Fiat, porque incorpora neumáticos M+S, el asistente al arranque sobre superficies deslizantes traction+ y el control de descenso de pendientes Gravity Control. 

Por supuesto, no falta una mayor altura libre al suelo. En concreto, 2,5 centímetros que el 500L convencional. La gama mecánica contempla opciones de gasolina, turbodiésel y bifuel (gasolina y GLP), con potencias comprendidas entre 95 y 120 CV. Está disponible desde 19.270 euros.