A la venta desde 15.705 euros, descuentos incluidos, es el Fiesta más original jamás visto. El pequeño Ford se beneficia de una suspensión específica, que incrementa 1,8 centímetros la altura libre al suelo.