La sexta generación de este deportivo japonés destacaba por incorporar un frontal con cuatro faros... que no eran escamoteables. 

Eso sí, aunque los precios de las versiones de acceso a la gama, con motor de 116 CV, son muy accesibles (menos de 2.000 euros), existen otras variantes de este Toyota, como el ST205 GT Four de 241 CV, que pueden alcanzar los 20.000 euros en el mercado de ocasión.