Se hace extraño imaginar que un Porsche pueda avanzar envuelto en un silencio sepulcral, pero esa será una de las características de la futura berlina eléctrica de la compañía.