Está cubierto con un espeso camuflaje, pero la versión deportiva del SUV más grande de Mercedes-Benz ofrecerá una potencia superior a los 600 CV.