Tal vez, sea el modelo más brillante de esta lista, por diseño o por ser un coche capaz de transmitir sensaciones únicas. Sin embargo, su motor rotativo, de 231 CV, no destacaba por fiabilidad... y eso ha provocado que el Mazda RX-8 sea un vehículo relativamente barato en el mercado de segunda mano.