Tal vez, el Ford Focus RS sea el compacto deportivo con el que sueñas, aunque, si no te alcanza el presupuesto, el Fiesta ST puede ser una buena alternativa. Está impulsado por un motor atmosférico 2.0 de 150 CV algo gastón, pero tremendamente fiable; mientras que el chasis cuenta con una puesta a punto excelente.

Además, el hecho de que sea sencillo encontrar unidades con menos de 100.000 kilómetros, convierte a este Ford en una de las compras más recomendables de este ranking.