Este coche clásico es un viejo conocido, pero siempre es un placer reencontrarse con él. En especial porque, junto a él, se encontraba su heredero, el nuevo Ford Mustang Bullit 2018