Este concept car es una auténtica leyenda, que regresa a Ginebra. En los años 60, Feruccio Lamborghini pensaba en comercializar un modelo de cuatro plazas y encargó a Bertone un prototipo, que adelantara su aspecto. Se denominó Lamborghini Marzal, se presento en Ginebra en 1967 y fue obra de uno de los diseñadores más célebres del carrocero italiano: Marcello Gandini.

Curiosamente, a Feruccio Lamborghini no le gustaron, ni lo más mínimo, su motor de seis cilindros (Lamborghini utilizaba mecánicas V12), ni sus puertas de cristal.

Este coche tan solo ha rodado una vez en público, con la Princesa Grace Kelly, al volante, en un Gran Premio de Mónaco. No se volvió a saber de él hasta 1996, cuando participó en el Concurso de Elegancia de Pebble Beach. Por último, en mayo de 2011, Bertone lo vendió por 1.350.000 euros, en la subasta Villa d'Este.