La segunda generación del SUV alemán, que dejará de fabricarse en Martorell, podría crecer de tamaño, para diferenciarse más claramente del Q2. A pesar de las mayores dimensiones, el peso descenderá. Todo, gracias a la plataforma MQB.

La gama mecánica estará formada por motores de tres y cuatro cilindros, de gasolina y turbodiésel. Además, no descartamos la presencia de alguna variante ecológica, como un híbrido enchufable