Sí, la foto que ves es del nuevo compacto norteamericano. Se tomó en Portugal y, con ella, parecía que el coche estaba totalmente listo para debutar en Ginebra... pero no ha sido así.

El modelo de Ford se ofrecerá con el acabado deportivo ST-Line y el lujoso Vignale. Tampoco se descarta una versión Active, con rasgos camperos. En principio, la gama contemplará la carrocería familiar SportBreak, más práctica y pensada para usarla con la familia.