Este año, Sébastien Ogier va a por su sexto WRC consecutivo con el Fiesta de M-Sport. El piloto francés lleva enrolado en el equipo británico desde el año pasado, tras su exitoso paso por Volkswagen, equipo con el que consiguió cuatro títulos.

Respecto al coche, se basa en el nuevo Fiesta de calle y monta un propulsor de gasolina, turboalimentado de la familia EcoBoost, con 1,6 litros de cilindrada.