Como suele ser habitual en Ginebra, Pirelli estuvo presente en la cita suiza con un monoplaza de exhibición, para mostrar los nuevos compuestos que empleará en la Fórmula 1, durante la temporada 2018. 

Este año, la gran novedad reside en el compuesto hiperblando, que complementa a las variantes superblanda y ultrablanda. Se distingue claramente por lucir una tira de color rosa y, con él, los equipos lograrán mejores tiempos por vuelta.