Se convertirá en la versión más deportiva del Peugeot 3008 2018 y será un SUV impulsado por un sistema híbrido enchufable, inspirado en el del concept car 308 R-HYbrid, que entregaría una potencia cercana a los 300 CV.

Este módulo estaría compuesto por un propulsor 1.6 THP, conectado a las ruedas delanteras y con, aproximadamente, 200 CV de potencia, combinado con dos motores eléctricos.

Uno de ellos estará conectado al eje delantero, a través de la caja de cambios (probablemente automática, de ocho velocidades), mientras que el otro se encargará de mover el eje trasero, convirtiendo al Peugeot 3008 2018 R-Hybrid en un modelo de tracción total.