La quinta generación de este todocamino dejará a un lado las versiones diésel... en favor de un nuevo sistema de propulsión híbrido, denominado Intelligent Multi-Mode Drive (i-MMD).

De este modo, el Honda CR-V Hybrid 2018 combina un motor de gasolina i-VTEC de ciclo Atkinson, con 2,0 litros y cuatro cilindros, con dos mecánicas eléctricas, aunque una de ellas solo funciona como generador de energía.

Por otro lado, si eres de los que prefieres un propulsor tradicional, este Honda también estará disponible un motor de gasolina VTEC TURBO de 1,5 litros, probablemente, con 182 CV.

En cuanto al interior, el salpicadero cuenta con un diseño más horizontal y está dotado de dos pantallas táctiles, de 7,0 pulgadas, para la instrumentación y el sistema multimedia.