El Volkswagen Streetmate (izquierda) es un anticipo de un futuro Scooter eléctrico, que funciona mediante unos mandos ubicados en el manillar.

Este Volkswagen está impulsado por unas baterías con 1,3 kWh de capacidad, que le permiten alcanzar 45 km/h de velocidad máxima, con una autonomía de 75 kilómetros entre recargas. ¿Lo mejor? El tiempo de 'repostaje' es de tan solo dos horas y quince minutos.

Por otro lado, a la derecha nos encontramos con el patinete eléctrico CitySkater, dotado de un motor eléctrico de 450 W. Sin duda, una inteligente solución de movilidad para los pequeños desplazamientos urbanos.