Comenzamos con el Mercedes-Maybach S650 Sedan, una berlina de superlujo que se comercializará con total seguridad. Está impulsada por el mismo propulsor biturbo de gasolina, 6.0 V12 de 630 CV, del Mercedes-AMG S 65. 

En Motor1.com hemos tenido la oportunidad de probar este motor y hemos quedado impresionados: "A cualquier velocidad y con cualquier marcha engranada, empuja con una fuerza asombrosa, suficiente para adelantar a cualquiera, en cuestión de segundos".