LVCHI es un nuevo fabricante chino, que ha estado presente en el salón con el elegante Venere; un coche eléctrico impulsado por un motor eléctrico de 992 CV, que podría llegar al mercado en 2019.

El escaso plazo para la fabricación, la elevada potencia y el hecho de que sea una nueva marca, apuntan a que su aparición podría retrasarse.