El sucesor del Symbioz puede considerarse el taxi o el coche compartido del futuro. De hecho, será posible solicitarlo a través de una app o esperando en estaciones permanentes.  

El modelo eléctrico, que cuenta con el nivel 4 de conducción autónoma, ofrece una visión de 360º y mucho espacio interior, para que los ocupantes se relajen y disfruten del trayecto. De hecho, la velocidad máxima queda limitada a 50 km/h.