Con el Auris, Toyota emprende un nuevo camino estratégico en su proyecto híbrido. Sus próximos modelos podrán elegirse con el conocido sistema de propulsión de 122 CV, más encaminado a la eficiencia, y con otro novedoso, de 180 CV, para aquellos que no quieran renunciar a las buenas prestaciones. 

La tercera generación del compacto japonés, presentada en el salón de Ginebra, se beneficia de la plataforma modular TNGA, la misma que el Prius y el C-HR. En la gama mecánica, además de las dos opciones 'verdes', también se contempla un motor de gasolina turboalimentado, de 1,2 litros. Se desconoce la potencia, aunque, en el Auris actual, la cifra alcanza los 116 CV.