Entre sus principales cualidades, Miersma destaca un excelente tacto de conducción, 480 kilómetros de autonomía (según el nuevo ciclo de homologación WLTP) y una línea muy atractiva. 

Toda esta suma de virtudes convierte al SUV eléctrico en un modelo realmente interesante. De hecho, nuestro compañero lo sitúa fuera de los todocaminos convencionales, por dinámica.