El R8 V10 RWS pasará a los libros de historia de la marca. ¿El motivo? La apuesta de este Audi por la propulsión trasera. 

De este modo, el R8 para los puristas, que se ensambla como una edición limitada a 999 unidades y cuesta desde 168.500 euros, mantiene el motor V10 de 540 CV, pero es más ligero y divertido de conducir.