Dos ediciones especiales copan el protagonismo de Abarth en el salón de Ginebra. La más importante es el 124 GT. El deportivo estrena techo duro de fibra de carbono, que puede quitarse y ponerse manualmente.