La firma británica luce en Ginebra el Jaguar I-PACE 2018, su primer SUV eléctrico. Sus dos motores desarrollan una potencia combinada de 400 CV y el coche garantiza 480 kilómetros de autonomía, según el nuevo ciclo de homologación WLTP.