Definitivamente, los tiempos están cambiando. ¿Un todocamino que renuncia a motores diésel, por un sistema de propulsión híbrido? Sí, el representante japonés va a dar ese importante paso.

El Honda CR-V 2018 dispondrá del bloque de gasolina 1.5 VTEC TURBO, probablemente, con 182 CV. Además, ofrecerá un variante híbrida, de la que no se ha divulgado la potencia máxima combinada.

Lo que sí sabemos de ella es que está formada por una mecánica de gasolina i-VTEC, de 2,0 litros y cuatro cilindros, más otras dos eléctricas, aunque una de ellas solo actúa como generador de energía.