El caso de DS Automobiles ha sido, cuanto menos, curioso. No obstante, lo que nació en 2009 como la división más lujosa de Citroën, con los DS 3, DS 4 y DS 5, se transformó en una marca totalmente independiente, en 2014.

Eso sí, hasta 2017 no llegó el DS 7 Crossback, el primer modelo 100% diferenciado de su anterior etapa con Citroën.