Tras una larga y fructífera relación con Volvo Cars, a la hora de preparar vehículos de altas prestaciones y de competición, desde el pasado mes de junio, Polestar inició su aventura como marca propia y diferenciada. ¿Su objetivo? Desarrollar vehículos electrificados. 

El primer modelo es el Polestar 1, un coupé, dotado de un sistema de propulsión híbrido enchufable, que entrega 600 CV de potencia... y se presentará, en Europa, durante el próximo salón de Ginebra. 

Además, según parece, hay tres nuevos proyectos en marcha: Polestar 2 (berlina), Polestar 3 (SUV) y Polestar 4 (descapotable).