Cuando circulas fuera del asfalto, una buena cifra de par máximo puede ser determinante. Y, aquí, los coches eléctricos, como este Tesla, no tienen rival. 

Por supuesto, el Roadster cuenta con elementos básicos para garantizar la movilidad fuera del asfalto... y que terminan por transformarlo en un coupé. Como por ejemplo, una gran hilera de faros, que aumenta la visión nocturna, o unas placas solares, ubicadas en el techo. 

En cualquier caso, Elon Musk está lo suficientemente loco como para construir un coche así. Solo nos queda esperar...