Si el aspecto de este superdeportivo es impresionante, no lo es menos su ficha técnica: con 1.622 CV, extraídos de un motor 7.4 V8 biturbo, el Hennessy Venom F5 es uno de los coches más rápidos presentes en la cita suiza, como demuestran sus 482 km/h de velocidad máxima. Impresionante, ¿verdad?