Un descapotable produce sensaciones únicas, pero esta preparación de VATH se lleva la palma. A partir del motor 4.0 V8, con tecnología biturbo, del modelo alemán, el especialista consigue 700 CV, 190 más que la variante de calle.

No solo mejora la cifra de potencia, sino también la del par máximo: 900 Nm. ¿El resultado? Prestaciones para desmelenarse: una aceleración de 0 a 100 en 3,3 segundos y una velocidad máxima de 340 km/h.