Si te parece poco el motor V8 atmosférico del Ford Mustang, atento a este 'muscle car', porque deshecha esta mecánica en favor de otra V8, sobrealimentada por un compresor volumétrico, con 1.013 CV.  

La espectacular labor queda completada con un kit de carrocería y con una nueva suspensión adaptativa. El equipo de frenos lo firma el especialista Brembo.