Cuando era nuevo, su tarifa superaba los 72.000 euros; sin embargo, ahora es posible adquirir un Mercedes-Benz ML 500 por menos de 10.000 euros, aunque con kilometrajes algo elevados. 

Bajo el capó incorpora un propulsor V8 de 388 CV y 530 Nm de par, que le permite acelerar de 0 a 100 km/h en apenas 5,8 segundos. Aunque, si estás interesado en este Mercedes-Benz, lo mejor será que estires el presupuesto: con 15.000 euros podrás acceder a unidades en perfecto estado, con menos de 150.000 kilómetros.