Aunque todavía no son legión, cada vez más crossover se suman a la tendencia de los sistemas de propulsión alternativos. 

¿Mí híbrido favorito? Un coche como el Volkswagen Golf GTE, con 204 CV, una imagen deportiva y tecnología enchufable, que puede recorrer hasta 50 kilómetros en modo 100% eléctrico. Cuesta 40.250 euros.