Una de las últimas locuras, en lo que a crossover se refiere, es optar por una carrocería de tipo coupé. 

Aunque, para disfrutar de un coche que verdaderamente responda a esa denominación, mejor ponerse a los mandos del Toyota GT86. El modelo japonés se acaba de renovar, pero mantiene los 200 CV de potencia, el cambio manual, de serie, y la propulsión trasera. Además, está a la venta desde 34.490 euros. ¿Se puede pedir algo más?