La Comunidad Valenciana queda represada por Altea, una localidad ubicada en la provincia de Alicante. Este monovolumen compacto compartía elementos estructurales con el SEAT Toledo de la época, así como con el Volkswagen Touran. 

Además, también tuvo una versión más grande, el Altea XL, sobre el que se produjo el primer acercamiento de la marca al segmento de los todocaminos: el Altea Freetrack.