Andalucía es la comunidad autónoma que mayor protagonismo tiene entre los modelos de SEAT. Así, tras el Alhambra y el trío malacitano, el Córdoba se convierte en el quinto representante andaluz. 

Desarrollado sobre la base del Ibiza, contó con carrocerías de tres y cinco puertas, así como con una versión familiar, llamada Vario, y su correspondiente variante CUPRA.