Aunque lo normal es recorrer la colina del Festival of Speed de Goodwood en busca del mejor tiempo, derrapando o saludando al público, en la edición de 2016, Jaguar quiso afrontarla de una manera un tanto especial: en dos ruedas.

De este modo, con el especialista al Lee Bowers al volante (bueno, no siempre) recorrió los poco menos de 2 kilómetros de la prueba circulando sobre las dos ruedas derechas del SUV.