Indudablemente, si dispones de los 77.000 euros que cuesta, el Audi S4 Avant es una grandísima compra. Más que nada, porque tienes dos coches en uno, un familiar y un deportivo... y te ahorras una plaza de garaje. 

Ahora bien, por carrocería y espacio interior, si puedes prescindir de unos cuantos caballos de potencia (unos 30 o 40), el mercado ofrece alternativas más razonables, en lo que a precio se refiere.