Al acceder al habitáculo, llama la atención las pinceladas de deportividad de las que presumen, como los asientos específicos, los pedales acabados en aluminio o el volante de tres radios, con levas para el cambio

Sin embargo, como familiar, las plazas traseras se quedan un poco justas, permitiendo que solo viajen cómodos solo dos adultos. Así que hay que sacarle el máximo partido mientras los niños son pequeños...

Respecto al maletero, cubica 505 litros (hasta 1.510, si se abaten los asientos posteriores) y el portón cuenta, de serie, con apertura y cierre eléctricos.