Indudablemente, sí. Como decíamos al principio, uno de los méritos del Audi S4 Avant 2018 es el de dar la talla por igual en un tramo de curvas, donde es realmente rápido, como en el trayecto del trabajo a casa, que completa con grandes dosis de confort. 

Gran parte del mérito reside en el el control dinámico de la conducción Audi drive select, con cinco programas: efficiency, confort, auto, dynamic e individual. También, en la suspensión adaptativa S damper control, que debe equiparse como opción (cuesta 1.245 euros).